Connect with us

Así, sin hogar ni comida y a la intemperie, viven mujeres, niños y abuelitos tras ataque de grupo armado que desplazó a decenas de familias en la región Mixteca de Oaxaca

El Piñero

El Piñero | Misión Especial

Oaxaca, México.- Decenas de familias desplazadas entre mujeres, niñas, niños y abuelitos, se mantienen viviendo de manera inhumana, con frío, ante la falta de hogar, comida y servicios básicos luego de ser víctimas de desaparición y desplazamiento forzado interno por la agresión armada que sufrieron el pasado 21, 22 y 23 de octubre en las agencias municipales de Mier y Terán, Guerrero Grande y Ndoyonoyuji, del municipio de San Esteban Atatlahuaca, distrito de Tlaxiaco, en la región Mixteca Oaxaca.

Alrededor de 187 familias fueron despojadas de su territorio por un grupo armado y sus casas fueron incendiadas; hoy cincuenta familias viven en las instalaciones el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) en la Ciudad de Tlaxiaco, son habitantes de Ndoyonoyuji, quienes realizan diferentes trabajos y actividades artesanales para sobrevivir.

Una de esas familias es la de Leticia, de 27 años, originaria de Tuxtepec, quien vivía con esposo e hijos en Ndoyonoyuji, pero se vieron obligadas a huir tras sufrir la quema de su casa cuando irrumpió el grupo armado.

El resto de las familias viven de manera precaria en la iglesia de la comunidad de Guerrero Grande con falta de servicio de agua potable y alimentación. Por lo que ahora exigen justicia a las autoridades federales.

Aunque existe ayuda del gobierno estatal, todavía falta más apoyo y que las autoridades cumplan con el derecho internacional a la salud, alimentación y educación de estas personas vulnerables que hoy padecen el desplazamiento forzado interno de personas, en Oaxaca.

Tras estos hechos violentos, además se reportaron que seis personas se encuentran en calidad de desaparecidas y fueron boletinadas por la Fiscalía General del Estado, ellos son: la activista Irma Galindo Barrios, de 41 años, Miguel Bautista Avendaño, de 56 años, Donato Bautista Avendaño de 48 años, Moyolo Quiroz Barrios de 56 años, y Marcos Quiroz Riaño, de 56 años; desaparecidos el 10 y 23 de octubre.

En el caso de Irma Galindo, de acuerdo con la Red de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM), fue vista por última vez el 27 de octubre en la Ciudad de México, a donde se había desplazado para asistir a la Junta de Gobierno del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. Nunca llegó a esta reunión.

La Red de Defensoras de Derechos Humanos en México establece que la desaparición se produce en un contexto de violencia generalizada en la región, que incluye la quema de las viviendas de Irma Galindo y de una decena de familias en 2019, así como un ataque armado que dejó varios personas muertes en el municipio de San Esteban Atatlahuca el pasado 23 de octubre de 2021, de acuerdo con organizaciones sociales.

Frente  a este delicado escenario social, quienes viven a la intemperie en Tlaxiaco, pide el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador y de autoridades para que intervengan y les garanticen la seguridad que hoy se ve acechada por los grupos armados que pululan en esa zona de la región Mixteca, una de las más pobres del estado de Oaxaca.

Comentarios

Comentarios

Comentarios

Entradas Relacionadas

General

Oaxaca: Choque deja mujer sin vida en Huajuapan

Redacción El Piñero Oaxaca.- Choque de automóvil Vento y camioneta Nissan, dejó una mujer sin vida, en la agencia municipal Santa María Xochixtlapilco de Huajuapan de León, región Mixteca. El percance se registró la mañana de este jueves 18 de abril, sobre la carretera estatal Huajuapan – Juxtlahuaca, en jurisdicción

Leer más »