Connect with us

Published

on

Por: Roberto POLO| El Piñero

Oaxaca, México. – En comunidades indígenas de Oaxaca donde el progreso no se asoma sin el trabajo diario, la actual pandemia se ha traducido en una lucha frontal contra el hambre, la desesperación y la incertidumbre.

En las etnias chinanteca y mazateca, asentadas en la región de la Cuenca del Papaloapan, hay visos de enojo frente a una inédita contingencia que ha frenado en gran parte el desarrollo laboral y comercial.

Para pescadores cuyo esfuerzo diario tiene que manifestarse en comida para sus familias, el escenario pandémico ha causado bajísimas ventas a tal grado de no tener ni para comer. Y es que, sin la venta de pescado, no tienen para comprar insumos básicos y de primera necesidad para sus hogares.

Tan solo en la comunidad de Pescadito de Abajo del municipio chinanteco de San Lucas Ojitlán, unas cien familias de pescadores se encuentran en condiciones de alta vulnerabilidad, razón por la cual han solicitado el auxilio de sus autoridades.


La adversidad no es diferente en Jalapa de Díaz, municipio de la etnia mazateca, donde todos los sectores han mostrado preocupación frente a la innegable realidad que ha colapsado su economía.

Para Emanuel Cuesta Antonio, comerciante de ropa en la zona centro de Jalapa de Díaz, sus ventas cayeron hasta en un ochenta por ciento debido a la escasa afluencia de personas. Desde su puesto, establecido a ras de una de las principales calles, observa el drama de un desértico escenario social.

En el mismo sentido, hay quienes tampoco pueden quedarse en casa y acatar las restricciones de las autoridades para evitar el contagio del coronavirus. Y una de ellas es Isabel Zárate Rubio, quien tiene la necesidad de salir a las calles para comercializar sus verduras porque de ella dependen diez personas.

Lo mismo sucede con las artesanías que representan la cultura de este pueblo mazateco. De acuerdo a María, una joven que se dedica a la venta de telas, el ambiente es triste al no haber gente y mucho más cuando no hay comercialización de su producto.

Y para completar la curva del desastre económico en estos pueblos indígenas, los paraísos naturales tuvieron que cerrar sus puertas y dejar de recibir a cientos de visitantes que acudían en esta temporada vacacional.

Por ejemplo, en Arroyo Blanco, uno de los balnearios más concurridos e importantes de la región mazateca baja, obligadamente tuvo que cerrar ante las adversas circunstancias.

Albercas alimentadas de aguas naturales, cristalinas; palapas establecidas para la recreación, asadores, espacios amplios y verdes para hacer deporte y pasear a caballo, así como el restaurante, hotel y motel que integra este territorio turístico tuvieron que cerrarse al público totalmente.

Frente a esta debacle, Pedro Castro, propietario de este paraíso también llamado Centro Recreativo Arroyo Blanco, la contingencia ha paralizado casi por completo sus actividades, y el único respiro económico que tiene es su restaurante, pero solo para vender comida para llevar.

Esta contingencia, además, ha cobrado la vida económica y social de aquellos pobladores que intentan vender su comida y artesanías a ras de la carretera que une a estos pueblos indígenas. Es notable la ausencia de clientes en restaurantes y puestos en que mujeres ofertan sus bordados que son ícono de su expresión artesanal.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading

ESPECIALES

Las Casas de Palma de Loma Bonita, Oaxaca. La historia y la realidad de una vigente arquitectura artesanal

Published

on

Yolanda Portugal | El Piñero

Loma Bonita, Oaxaca.-  En los años sesenta un par de estudiantes de la UNAM escribieron esto sobre Loma Bonita:

 “Loma Bonita, ciudad de 14,000 habitantes, presenta el aspecto de un pueblo grande con calles de tierra y otras cubiertas de zacate; y cuyas casas de madera y palma se confunden con árboles, lo cual hace que en ciertos momentos, de la impresión de ser una aldea enclavada en medio de la selva”

Descripción que me atrevo a asegurar aplicaba para muchos pueblos de la región.

Las casas de madera y palma por muchos años fueron un símbolo de personas de clase baja, según las mediciones económicas, sin embargo, su uso fue evolucionando con el paso de los años, y hoy son usadas para mitigar el incesante calor que se vive en esta región que suele llegar hasta los 48°, por lo que se convierten en un enemigo para sobrevivir.

Su hechura es artesanal, y en su mayoría natural, la cual también se ha ido modificando con el tiempo,  pasando del uso 100% de materiales naturales, amarrado con ‘pita’, al uso de castillos de cemento para la base y clavos para la techada, a comparación de una casa de cemento es mucho más rápida hacerla, una semana máximo, con un modelo de trabajo  que se parece mucho al tequio.

Hoy, ya no son un símbolo de personas de escasos recursos, pues se han diversificado y son construidas en todos lados.

El trabajo comienza yendo al ‘monte’, sitio donde se buscan las palmas para el techo; los trabajadores, que en la mayoría de los casos, son hombres que se dedican principalmente al corte de piña, pero en temporadas bajas realizan otras actividades eventuales.

Antes, para subir a la palma se utilizaban maneas, hoy también usan  escaleras de aluminio, todo ello combinado con la agilidad del cortador y  un machete bien afilado, con el que se cortan las palmas, que caen desde la punta.

Esto también tiene algunos peligros, como encontrar avispas o alguno otro animal.

Mientras que para la estructura se corta madera de palma y se traslada al sitio de construcción.

Entre seis y ocho hombres colocan la estructura, dependiendo del tamaño, se hacen las llamadas tijeras, que van en los extremos y darán forma a una casa de dos caídas para agua.

Posteriormente se colocan los tapijoles, vigas cargadoras, contraviento y taparatones, dejando una estructura bella y cuasi perfecta.

Este trabajo puede llevarse hasta dos días;  es peligroso ya que hay que trabajar sobre el nivel del suelo, en esta ocasión fue en un segundo piso, lo que lo hace más peligroso.

Montada la estructura, se procede a degollar las palmas, una técnica que consiste en afilar un machete , con el que se hace un corte en las varillas que forma la palma, evitando cortarlas del todo, ese corte funciona para doblarlas y así tener una mayor capa y evitar que se filtre la lluvia.

Se degüellan las palmas necesarias para la casa, en promedio se hacen palapas de 600 palmas, con ese acabada se procede al techado, que es con clavos y tupiendo la estructura, y así lograr una casa sin que se filtre la luz y el agua.

Esta madera y palmas tienen una vida de entre 10 y 15 años de edad, ya que, dentro del conocimiento popular, se cree que para que sea una madera o palma duradera se debe cortar en luna menguante.

El precio varía según el tamaño y especificaciones del cliente, y es importante valorar que con este tipo de casas se emplean varios hombres, quienes mantiene viva este tipo de arquitectura.

Este es otro de los oficios que  vive en muchas regiones del mundo y que cada una le da su toque particular que los hace distinto

Comentarios

Comentarios

Continue Reading

ESPECIALES

Le tomaron una foto por si no regresaba a casa… y nunca regresó; Casandra, de 22 años, fue asesinada y enterrada en zona de fosas clandestinas en Tuxtepec

Published

on

• Le ofrecieron trabajo, acudió y su familia jamás la volvió a ver.


• ¿Qué hay en ese hoyo? Y yo le dije: hija tu mamita ya se fue al cielo


• El cuerpo fue encontrado y exhumado el pasado 12 de junio.


Carlos Abad/El Piñero


Tuxtepec, Oaxaca.- El seis de mayo Casandra, de 22 años, salió de su casa por una oferta laboral y nunca regresó. Un mes después, la Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó el hallazgo de fosas clandestinas en donde su cuerpo sería encontrado.
El pasado 12 de junio de este año, peritos de la Fiscalía General de justicia en Oaxaca, hallaron varias fosas clandestinas en un terreno que se ubica entre un cañal y la carretera que conduce del fraccionamiento “Los Álamos” – a la comunidad de Zacate Colorado en el municipio de Tuxtepec; en una de ellas, encontraron y exhumaron un cuerpo del sexo femenino, que el 25 de agosto se pudo comprobar a través de pruebas de ADN, que se trata de Cassandra Ramírez Salomón, entonces de 22 años de edad.

De acuerdo al relato de su señora madre, Cassandra salió el pasado 6 de mayo aproximadamente a las 8:30 de la mañana de su hogar y se dirigió a la tienda “Lores Hacienda Real”, donde fue citada para una supuesta entrevista de trabajo.

Sin embargo y debido a que para esa fecha ya habían desaparecido Fátima, Wendy, Itzel, Isabel Pérez López “La China”, la señora Isabel presintió que algo malo pasaría, por lo que pidió a la joven América, hermana de Cassandra, que le tomara una foto “por si ella no volvía a casa”.

“Yo misma le pedí a su hermana, tómale la foto porque de seguro al rato la vamos a andar buscando” sostuvo Doña Isabel Salomón.

Y efectivamente así fue, Cassandra jamás regresó a casa, y su destino fue el peor que le podría pasar a un ser humano, máxime a una mujer, toda vez que la Fiscalía confirmó su muerte, pero también a través de su titular Rubén Vasconcelos Méndez, prometió todo el peso de la ley al o los responsables de estos crímenes.

“En el caso de personas desaparecidas, y mujeres desaparecidas existe Todo el compromiso de la fiscalía general para hacer investigaciones eficientes, ya lo hemos demostrado recientemente capturando dos sujetos que participaron en la desaparición de 2 de las jóvenes” puntualizó Vasconcelos Méndez.

Un día después de que peritos encontraron las fosas, lograron exhumar un cuerpo y en otras fosas hicieran lo propio con 500 restos óseos calcinados y localizaran una motocicleta; El Piñero periodismo y debate se adentró al predio dónde la principal hipótesis de investigación señala que ahí fueron enterradas 3 jóvenes desaparecidas.

Para empezar, del lugar antes citado (entre el cañal y la carretera), todavía hay que caminar en una vereda de tierra aproximadamente 200 metros, hasta llegar a un alambrado, donde encontramos el primero de los 10 indicios que dejó la Fiscalía tras realizar su trabajo.

Las cintas de precaución, una por una, nos guiaron en el camino de terracería en otro sendero perfectamente definido, a través del cual hay que caminar en diagonal y hacia la izquierda con dirección a la carretera, otros 200 metros aproximadamente, es decir, en total hay que recorrer a pié 400 metros aproximadamente.

Al interior del predio, nos tuvimos que abrir paso entre la maleza, observar muy bien cada cinta amarilla tirada en el suelo y cuidarnos que no nos picaran los insectos, hasta que por fin pudimos visualizar la fosa clandestina donde tiempo después supimos que la madre de Cassandra le llevó flores, ante el presentimiento de ese cuerpo encontrado era el de su hija, tal y como la señora Isabel lo describió.

“De hecho yo a las niñas les hice saber, más o menos el día de la fosa, porque ella preguntó ¿A qué venimos aquí abuela? Y entonces ella vió que pusimos flores porque yo así lo vi y sentí, y se le llevó una veladora en la fosa, le rocíe agua bendita y tiré una rosa, saliendo me dijo, abuelita que pasó ¿Qué hay en ese hoyo? Y yo le dije hija tu mamita ya se fue al cielo” citó la mamá de Cassandra.

Una vez en el desolado lugar, “se respira el miedo”, da la sensación que algo muy grave pasó, y es que en el sitio exacto de la fosa, no hay vista para ningún otro lado que no sean árboles y arbustos, sería muy difícil que alguien lograra escuchar los gritos hasta la carretera.

Al término de agosto del 2020, después de que la fiscalía logró vincular a proceso a dos personas, por la probable participación en estos hechos delictivos, el proceso se encuentra en etapa de investigación, para poder llevar a los presuntos responsable a juicio.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading

ESPECIALES

La Taberna de mi Barrio servirá su última cerveza y pondrá su última canción

Published

on

“La Taberna de mi Barrio” dice ADIÓS

Alberto Carmona/ @Betillocarmona p

Loma Bonita, Oaxaca.- Rene Martínez Urbina dueño de la icónica cantina “ la Taberna de mi Barrio’, la cual abrió en 1978 y cuenta  42 años de historia, orillado por la pandemia, los peligros y la religión  decidió cerrar sus puertas.

Don René comenta que tiene años que había pensado en cerrar, debido a los peligros que el negocio representa.

En un primero momenro, era una abarrotera llamada la esquina y posteriormente optó por vender cervezas.

Su nombre sobrevino de una canción de Cornelio Reyna que citaba la Taberna de mi barrio, en ese momento se encontraba con un amigos en convivencia y le agradó la frase , “ La taberna de mi Barrio”.

En Loma Bonita hay dos bares  que cuando hay un encuentro futbolero entre América y Cruz Azul  se llenan, uno de ellos la taberna de mo barrio, ya que don Rene es fiel seguidor del  Cruz Azul , este amor le surgió gracias a su hermano que le encantaba y jugaba este juego de balón pie.

En esta pandemia su esposa se enfermó y coincidió con el  confinamiento que marcaron las autoridades, ocasionando  ventas bajas, pero los pagos seguían igual, consumo de luz, pago de impuestos.

Dsto sumado a un compromiso religioso, el horario que se puso de la pandemia, y tras la enfermedad de su esposa decidió cerrar el bar y aventurarse en otro negocio.

Tras 42 años  dijo  que no va extrañar su Taberna de mi Barrio pues ya casi no abría por el confinamiento y tuvo tiempo de ‘despedirse’.

En sus 42 años de estar al frente de la Taberna de mi Barrio hay 3 anécdotas que siempre  recuerda, son los asaltos que ha sufrido, recuerda que uno de esos asaltos una vez lo dejaron amarrado al interior del negocio, donde  después logró desmarcarse  – son detalles que no me gusta recordar – dijo.

Indicó a sus  clientes los trató por igual desde que se tomó una cerveza hasta el que se tomó una botella.

En tanto su local piensa rentarlo para lo que gusten utilizar.

El aún se siente fuerte, puesto que ahora que enfermó su esposa el estuvo atendiendola y no le pasó nada, ahora piensa ayudar a su esposa en su negocio que a iniciado.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading

Populares