Connect with us

El Huipil de Valle Nacional, en peligro de extinción; solo ocho personas luchan por su rescate

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

El Piñero

➡ Apenas ocho personas buscan rescatar el huipil de Valle Nacional.

Carlos Abad | El Piñero | Especiales

Oaxaca, México. – En Valle Nacional, municipio de la etnia Chinanteca, ubicado en la región de la Cuenca del Papaloapan -zona norte del estado- solo ocho personas luchan para que el huipil que resalta sus orígenes e identidad no se extinga, máxime en tiempos complicados como los que corren en este inicio del Siglo XXI.

Todo aquél que “regatea” el precio de un Huipil de Valle Nacional quizá no sabe o no conoce que su historia data desde hace tres generaciones y hoy sólo ocho personas saben bordarlo, quienes laboran seis horas diarias durante seis meses para poder confeccionar una de las prendas más bonitas que utilizan los indígenas Chinantecos.

En la comunidad de Rancho Grande se constituyó el taller “Flor de la Abuela”, donde primero los abuelos, ahora los padres en la segunda generación y hoy en día los hijos aprenden a bordar y ganarse el sustento de la familia con un arduo trabajo que, en muchas ocasiones, no es valorado como se debe.

Para confeccionar un Huipil, primero se elaboran tres lienzos de tela, para posteriormente bordar a mano cada uno de ellos como el “Árbol de la Cosecha, Flor de Café y de Tabaco”, diseños que más pide la gente y que generalmente van a un costado.

Lucía Manuel Antonio, integrante del taller, explicó que, para la Guelaguetza, los maestros y algunas integrantes de la delegación “Flor de Piña”, les encargan huipiles desde diciembre, para que en enero comiencen a elaborarlos y estén listos para finales Junio; cada uno tiene un costo de ocho mil pesos.

Por su parte, Martha Gregorio Pérez, secretaria del comité de artesanías de la comunidad de Rancho Grande, Valle Nacional, manifestó que además de huipiles, bordan camisas, bolsas, blusas y aretes, entre otros artículos de alta costura y de gran colorido.

Lamentablemente después de fallecer la primera generación, hoy en día sólo quedan sólo ocho personas -de la segunda y tercera generación- que luchan por preservar este bordado y el huipil de Valle Nacional. Y es que esta comunidad es la única que elabora estas prendas.

Por otra parte, indicaron que, en esta temporada pandémica, las ventas cayeron estrepitosamente, pues de vender 40 huipiles al año, apenas y logran vender cuatro o cinco. Es por ello que se han preocupado por reabrir las puertas de su negocio, cuidando las medidas sanitarias, para hacer que la sociedad regrese a ver y comprar los productos que allí se ofrecen.

Comentarios

Comentarios

Comentarios

Entradas Relacionadas

General

Diputada de Morena, pide a Fiscalía General y de Delitos Electorales de Oaxaca, sancionar violencia política vs mujeres que buscan Gubernatura

Jaime GUERRERO | El Piñero En la antesala de la definición de las candidaturas a la gubernatura de Oaxaca, por los diversos partidos políticos, principalmente, el Partido Movimiento de Regeneración Nacional, la diputada local de Morena, Concepción Rueda Gómez, solicitó al Fiscal General y al Fiscal Especializado en Delitos Electorales

Leer más »