Connect with us

Gestión de éxito en Jalapa de Díaz; un pueblo históricamente marginado tendrá centro de salud y un doctor permanente

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

El Piñero

 

Por: Roberto POLO

Jalapa de Díaz, Oaxaca.- En un municipio cuya historia se ha retratado con sombras de marginación y en donde su gente ha visto el progreso pasearse en intereses ajenos, existe la esperanza de respirar el desarrollo con acciones que garanticen prosperidad, máxime cuando la necesidad apremia.

Por ello en Jalapa de Díaz el gobierno de Arturo García Velázquez intenta saldar añejas cuentas con resultados tangibles, que la sociedad sea realmente asistida con gestiones que procuren su bienestar, y su salud, es la máxima ocupación.

Gracias a la insistente petición, abrazada por toda una comunidad, se logró que el centro de salud de El Crucero tenga su ansiada clave para que mayores beneficios puedan manifestarse frente a la apenada realidad de un pueblo que nunca fue asistido

En el 2018, se concluyó la construcción del centro de salud y en este 2019 verá beneficios que consolidará parte de su progreso.

Para Calixto Plácido Zaragoza, quien vive justo en frente del centro de salud, haber logrado la clave significa avanzar, pues ahora se podrá contar con un doctor que atienda a una población que lo había solicitado años atrás.

El Crucero es una comunidad que se ubica sobre la carretera federal 182, que une a las regiones Papaloapan y Cañada, y en donde habitan poco más de 700 personas. La mayoría de la población es indígena y el campo es su principal actividad productiva.

Jacqueline Bello Lovera, auxiliar del centro de salud, refiere que con la clave se contarán con mayores servicios, entre ellos, programas federales. Anteriormente, la población de El Crucero tenía que recurrir a la comunidad de La Sorpresa, pero el centro de salud quedó rebasado ante la gran demanda.

Ahora su centro de salud –dice–  podrá ser apoyado por un doctor de estancia permanente a fin de atender a su gente, la cual enfrenta graves problemas de salud que amerita ser atendida plenamente.

Por último, a sabiendas de que el hospital es una obra neurálgica, que urge para salvar vidas de una población históricamente en riesgo, Jacqueline pide seguir impulsando su conclusión, pues viajar al único hospital de la región, ubicado en Tuxtepec, sigue representando un calvario que no deja de doler a una población ávida de ser auxiliada.

Comentarios

Comentarios

Comentarios

Entradas Relacionadas