Connect with us

Published

on

Luis Velázquez/ Expediente 2019

30 de julio de 2019

El lunes 29 de julio inició en Veracruz la Guerra de los Termos. El Fiscal General comenzó el desorden. En rueda de prensa tomó cafecito en un termo con el siguiente letrero:

“¡La culpa es del Fiscal!”.

De aquí pa´lante, quizá el mejor negocio lícito o ilícito será poner un changarro vendiendo termos afuera de las oficinas de la Fiscalía de norte a sur y de este a oeste de la tierra jarocha.

Incluso, afuera de las dependencias estatales y federales para así, digamos, involucrarse todos en esta guerra santa, y/o como decía Keith Richards, de los Rolling Stone, cuando se distanció de Mick Jagger, “la tercera guerra mundial”.

Desde luego, “la genial ocurrencia” (Pedro Aspe sobre el desempleo) bien puede atribuirse al sentido del humor y el pitorreo del Fiscal. O en todo caso, quizá del Fiscal Anticorrupción, su maestro, el siempre serio, hombre pétreo (nunca sonríe, la esfinge), cuando menos en las fotos, Marcos Even Torres Zamudio.

Y mientras se averigua la autoría intelectual de la frasecita bíblica del termo justiciero, el pitorreo político alcanza dimensión estelar.

Mal, entonces, irá a quienes dejen de sonreír y tomar la vida como un despapaye, una diversión sana, una pachanga.

Por eso quizá las famosas “caritas sonrientes” de la cultura azteca, inmortalizadas por Octavio Paz en un ensayo.

Y más, si se considera un Veracruz lleno de pachangas, desde el carnaval hasta el festival de salsa, y el último hit anunciado, “la mojarra más grande del planeta” en Úrsulo Galván.

Muchos meses, el Fiscal ha pasado contestando, digamos, de manera seria, institucional, protocolaria el rafagueo del gobierno de Veracruz.

Ahora, sin embargo, se ha ido o lo han inducido (“sabia virtud de conocer el tiempo”, Renato Leduc) por el sentido del humor.

Y, bueno, en lugar de decir “igual para todos” en la tertulia etílica del mediodía, desde hoy, tarros para todos, y por supuesto, con la misma leyenda.

“¡La culpa es del Fiscal!”.

LA HORA DE LA CHUNGA

Un hecho queda manifiesto: con la guerra de los termos (bien podría ser “La guerra de las Termopilas), ningún miedo, temor, horror, pavor, expresa el Fiscal al gobernador y a su secretario General de Gobierno.

Por el contrario, de acuerdo con el sicólogo del barrio, el Fiscal tiene más, mucho más miedo a su jefe Miguel Ángel Yunes Linares, y por eso mismo quizá habría lanzado su aparato publicitario de los termos.

Más aún: según las versiones, el Fiscal sopesa ya, ya, ya regalar termos con la leyenda en sus audiencias. Quizá, pronto, hasta los obsequie a los reporteros de la fuente.

Y, bueno, para actualizarse y estar a tono, algunos secretarios del gabinete legal de MORENA bien podrían lanzar otros termos.

Por ejemplo, con las siguientes leyendas:

“Soy fifí”, parafraseando, digamos, a un pavo real en el zoológico.

“Soy el hazmerreír nacional”, en reconocimiento a la frase pitorrera del diputado local de MORENA, José Magdaleno Rosales Torres.

La secretaria de Turismo lanzaría su termo, “Veracruz se antoja”.

“Soy inocente” diría el termo de Javier Duarte.

“Merezco abundancia”, el termo de Karime Macías.

“AMLO me da asquito”, el termo de la diputada ex panista, Miriam Ferráez y quien por ningún lado deja solo ni suelta al góber.

“Soy soldadera de AMLO”, diría el termo de la alcaldesa de Córdoba, la panista Leticia López Landero.

Es la hora, pues, de la chunga jarocha. La burla. El desmadre.

Nada más fregón en la vida como reír, oh Garrick, el actorazo de Inglaterra, oh Cepillín. ¡Te extrañamos, Joe de Lara!

Bien lo decía Emiliano Zapata, el famoso “Caudillo del sur”:

“Más vale morir de pie”… con un termo político.

“EL QUE RÍE AL ÚLTIMO RÍE MEJOR”

Y “más vale morir de pie” y luchando, porque nadie duda de la caída del Fiscal, tarde o temprano.

Más, si se considera a AMLO, la secretaria de Gobernación y el senador Ricardo Monreal, anexos y conexos, metidos en la andanada.

Pero mientras, lo ideal es vivir los días restantes felices y contentos.

La regla universal, entonces, es la siguiente:

Me das balas y te regalo un termo.

Me das espinas y cardos… y te doy una sonrisita Colgate.

En todo caso, la enseñanza bíblica, “quien ríe al último… ríe mejor”.

Buggy, el aceitoso. Cuitláhuac, el amargo. Wínckler, “el oaxaqueño chaparrito” según Javier Duarte. César del Ángel, con los streap-tease de los 400 Pueblos, exigiendo la renuncia del Fiscal.

Los reyes, virreyes, emperadores y Césares tenían un bufón, un ujier,

Y por eso mismo, el Fiscal, pitorreándose del góber.

¡Vaya antecedente nacional! Ningún Fiscal en el país, ni antes ni después quizá, ha citado al jefe del Poder Ejecutivo Estatal en tres ocasiones para declarar sobre la matanza de Minatitlán, trece muertos, entre ellos, un niño de dos años en los brazos de su madre.

En la república amorosa, los diez mandamientos de Moisés, reducidos a cinco palabritas volcánicas y huracanadas:

“¡La culpa es del Fiscal!”, culpable, claro, de los mil 178 asesinatos en los últimos 8 meses.

El Fiscal, entonces, a la altura, digamos de “El Palillo”, Clavillazo, Cantinflas y Jo Jo, Jorge Falcón, pitorreándose de los políticos en las carpas, aquellos años de la guerra sucia cuando, y por ejemplo, “El Palillo” fue enviado en repetidas ocasiones al penal de Lecumberri por tanto carcajearse y burlarse a costillas del presidente de la república.

Las neuronas y el ingenio por encima del hígado.

Además, con su frasecita publicitaria inaugurando la guerra de los termos, el Fiscal batió Récord Guinness respecto a otras frases, digamos, más o menos, ingeniosas, entre ellas, las siguientes:

“¡Pórtense bien, vendrán tiempos peores!”, de Javier Duarte.

“Vendrán tiempos bonitos, muy bonitos, bonitos entre los bonitos” de Cuitláhuac.

“Estoy en la plenitud del pinche poder”, de Fidel Herrera.

“No soy bombero”, de Miguel Alemán Velasco para justificar su ausencia aquella noche cuando el incendio en el mercado jarocho, Hidalgo, con 29 muertos.

“Aquel que esté libre de pecado… que tire la primera piedra”, de Enrique Peña Nieto.

“¡Queremos rock!”, de Keith Richards, los Rolling Stones.

¡Yo soy el único culpable de la matanza del 68!, de Gustavo Díaz Ordaz salvando para la historia a Luis Echeverría Álvarez.

Incluso, la frase meteórica de Porfirio Díaz Mori de “¡Mátalos en caliente!”.

¡Oh Fiscal, las agencias publicitarias necesitan un fraseólogo!

La magia de vivir sonriendo. La risa. Veracruz, al borde de la revolución pacífica de la risa, la carcajada, la cumbancha y el pitorreo.

EL FISCAL Y EL GÓBER SE AMAN…

De la lengua histórica de Mick Jagger a la lengua del góber y a la lengua imaginativa del Fiscal.

“¡La culpa es del Fiscal!”, la genial ocurrencia sólo superada por la Biblia.

Incluso, la frasecita, más dañina que la bomba atómica. Casi casi, al nivel de una estrella pop. ¡Ay, mi Lada Gaga, mis hermanitas Kardashian!

Es más, ni siquiera la frase del góber (“¡El Fiscal pretende intimidarme! ¡El Fiscal me da tristeza!”) pudo volverse tan viral. Quizá, y entre otras razones, por falta del uso estratégico del termo. La guerra de los termos… haciendo historia, pues.

Según Iván Turguéniev en “Paginas autobiográficas”, en la risa “hay una fuerza conciliadora y expiatoria, pues cuando te ríes de alguien significa que ya lo has perdonado e incluso estás en condiciones de amarlo”.

Reprodujo así la sabiduría sicológica del síndrome de Estocolmo, donde y por lo general, el secuestrador termina enamorado del secuestrador, sea mujer, hombre o fantasma.

Mientras, afuera del palacio, las cosas marchan mal con lunes sangrientos, martes sangrientos, miércoles sangrientos, jueves sangrientos, viernes sangrientos, sábados sangrientos y domingos sangrientos.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading

Blog Expediente

Expediente 2019: Crímenes de odio

Published

on

Luis Velázquez

21 de septiembre de 2019

Los días y noches de MORENA en el palacio de Xalapa son fatídicos para la comunidad sexual de Veracruz. Al momento, dieciocho mujeres y hombres han sido asesinados. Todos, crímenes de odio. Todos, en la impunidad. Todos, menospreciados por las autoridades.

La estadística de todos y cada uno la tiene el Observatorio Nacional contra los Crímenes de Odio. Una de sus voceras, Jazz Bustamante, lo reveló a la reportera de AVC, Ana Alicia Osorio.

Mujeres trans y chicos gay en la estadística de la muerte en un Veracruz donde en los últimos 9 meses y medio han ejecutado a mil 400 personas, entre ellos, mujeres y menores de edad. También, policías y políticos y líderes sindicales y taxistas. Y un reportero.

La saña y la barbarie con que fueron asesinados los 18 miembros de la diversidad sexual es de antología. Demasiada crudeza.

Y más, porque antes hubo, se entiende y presume, relación sexual. Y luego, el sadismo.

Incluso, en la lista negra hay uno o dos, ¿más?, activistas sociales.

Y como un crimen hace olvidar el anterior y el anterior y el anterior, entonces, la impunidad se va acumulando hasta que de plano, la indignación se vuelva crónica y luego pase a la resistencia pacífica y después incendie a Veracruz.

El Observatorio Contra los Crímenes de Odio sueña con posibilidades para garantizar la vida de su gente. Soñar, claro, ya se sabe, nada cuesta. Y como los políticos venden esperanzas, ilusiones, utopías, promesas siempre incumplidas, entonces, Jazz Bustamante y asociados pueden continuar con su “mundo color de rosa”.

Ninguno de ellos, claro, se pondrá a rezar como dice el arzobispo de Xalapa. Solo resta cuidarse entre ellos y tomar el mayor número de medidas precautorias para evitar desenlaces trágicos. A menos que de igual manera como en Soledad Atzompa, el Valle de Uxpanapa, Las Choapas, Agua Dulce y Jatlipan, entre otros municipios, se integren en guardias comunitarias, en autodefensas, para blindarse hasta donde sea posible.

PITORREAN DE SEGURIDAD PÚBLICA

Nunca antes en Veracruz tantas mujeres transgénero o transexuales o chicos gays asesinados. Como si de pronto, por ahí anduviera un homicida en serie. Y en serio. Incluso, pitorreándose de la secretaría de Seguridad Pública, la encargada de garantizar la seguridad en la vida y los bienes de acuerdo con el llamado Estado de Derecho, más bien, Estado Fallido.

El día cuando los malandros asesinaron al primer reportero en el tiempo de MORENA en palacio, corresponsal de “El gráfico de Xalapa” en Actopan, el titular de la SSP “se lavó las manos” diciendo que ni modo de poner un policía a cada trabajador de la información y que en su momento también dijeron Miguel Ángel Yunes Linares y Javier Duarte.

En la misma tónica bien podría el Secretario exclamar ahora con el recuento de los 18 miembros de la diversidad sexual asesinados en su tiempo.

Desde luego, se trata de un pretexto insulso y banal, porque si aceptáramos tal falacia matemática y banalidad política y social, entonces, Seguridad Pública necesitaría 8 millones de policías para cuidar a los 8 millones de habitantes.

Y ya pudiera, por ejemplo, vislumbrarse a un policía afuera de un motel cuidando a un transgénero mientras hace el sexo en una habitación con el cliente en turno.

La seguridad pública va más allá de una simple Fuerza Civil y una Gendarmería Nacional. Y de gritonear que las fiestas patrias fueron las mejores de la historia local. Y de andar con pistola al cincho.

VERACRUZ, DEVASTADO

Sueña Jazz Bustamante con la eficacia de una llamada Mesa Interinstitucional para “frenar la discriminación y los ataques a la comunidad lésbica”.

Sueña con que “el estigma hacia la diversidad sexual” comience a ser frenada desde los llamados tres niveles de gobierno, a saber, federal, estatal y municipales.

Sueña con que el Poder Judicial aplique “los marcos jurídicos en el caso de crímenes de odio”.

Sueña con que el Poder Legislativo “impulse la agenda sobre la diversidad sexual”.

Sueña con un mundo igualitario entre la diversidad sexual y las bodas gay y la salud pública y “el acceso laboral digno con no discriminación”.

Pero le faltó soñar con la eficiencia de la secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía para crear y crear un mundo seguro, cierto, para todos ellos, pero también, para la población en general.

Y más en un Veracruz devastado en la vida cotidiana con tantos secuestros, desapariciones, asesinatos, cercenados, decapitados, cadáveres flotando en los ríos y tirados a orilla de carretera y entre cañaverales y cabezas decapitadas y cuerpos humanos sin vida colgando de los puentes.

La utopía es demasiado ambiciosa. Y un sexenio resulta insuficiente. Y más, cuando ya van dieciocho asesinatos de la diversidad sexual y todos en la impunidad.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading

Blog Expediente

Veracruz, campeón analfabeta

Published

on

Luis Velázquez /Barandal

21 de septiembre de 2019

ESCALERAS: Hay un tiempo sombrío de descrédito y desprestigio en Veracruz. Además de ocupar el primer lugar nacional en feminicidios y secuestros, por ejemplo, y el primer lugar nacional con mujeres con cáncer de mama y con adolescentes embarazadas y el primer lugar nacional en abortos, ocupa el segundo nacional con analfabetas.

Por ejemplo, según datos oficiales del INEGI, CONEVAL y los Cuadernillos Municipales de la secretaría de Finanzas y Planeación, 500 mil personas de 14 años de edad en adelante que no saben leer ni escribir.

Además, un millón de paisanos con la escuela primaria incompleta.

Y otro millón con la secundaria incompleta.

Y 600 mil personas con el bachillerato a medias.

PASAMANOS: Y de cada cien niños egresados de la primaria apenas diez llegan a la universidad y solo uno se titula.

Y si hay voluntad política y social en la secretaría de Educación para “sacar el buey de la barranca”, entonces, han de trabajar a mil por hora, con el tanque lleno de gasolina y sin ninguna tregua.

CORREDORES: Peor tantito: en tanto Veracruz ocupa el segundo lugar nacional en analfabetismo, la calidad del sistema educativo estatal se ubica casi casi en el sótano.

Pero…

Pero, consuelo divino, la tierra jarocha ocupa el primer lugar nacional en bailable regional con “La bamba” y “El tilingo lingo”.

Así, vergonzoso que el municipio de Xalapa se ubique en el segundo lugar estatal con personas analfabetas. Doce mil en total según la coordinadora local del Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos, I.V.E.A.

BALCONES: Ninguna duda de que el grueso de la población analfabeta está en las zonas rurales e indígenas.

Y por eso mismo, el objetivo del I.V.E.A. ha de concentrarse en las dos mil 500 comunidades de norte a sur y de este a oeste de la tierra jarocha.

Una caravana, digamos, de alfabetización, tipo José Vasconcelos cuando era secretario de Educación Pública con el presidente Álvaro Obregón.

Además, efectiva durante los próximos 5 años y 3 meses del tiempo de MORENA en el palacio de gobierno de Xalapa.

La experiencia traumática es que el mismo rollo del IVEA de hoy fue repetido en la yunicidad y el duartazgo y el fidelismo, por ejemplo, y solo fueron declaraciones mediáticas para aparecer en los titulares.

PASILLOS: La misma faramalla demagógica. Que la mayoría de los analfabetas son personas de 60 años para adelante quienes ningún interés tienen por aprender a leer y escribir.

Que se coordinarán con las Escuelas Normales para que cada estudiante alfabetice a una persona.

Que hablarán con las universidades públicas y privadas para que también cada alumno se vuelva un alfabetizador.

Que fortalecerán las bibliotecas municipales y los círculos de estudio porque pronto, antes de que el gallito cante 3 veces habrá una fiebre desbordada por leer.

Y que lanzarán grandes programas de cultura y agroecología a tono con la llamada por decreto Cuarta Transformación.

VENTANAS: Se ignora si el I.V.E.A. crea que agarra de tonta a la población electoral con sus dichitos y venta burda de esperancitas.

El mismo rollo de fuegos artificiales se escuchó en la yunicidad y el duartazgo, por ejemplo, y solo fue “para tapar el ojo al macho”.

Ahora dicen que “combatirán el analfabetismo porque es la principal razón de la desigualdad económica y social”, cuando, caray, más respeto, pues se trata de todo un sistema político injusto y creado para favorecer a los ricos.

Pero en fin, cada clase dominante tiene sus demagogos.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading

Blog Expediente

Políticos dinosaurios, Historia viviente

Published

on

Luis Velázquez /Malecón del Paseo

21 de septiembre de 2019

EMBARCADERO: Hay políticos con un largo disfrute del ejercicio del poder… La política, vista como una carrera profesional más… A veces, claro, en la luna, y otras, tiempo de solo recoger varas… Vacas gordas y vacas flacas, las más abundantes… Algunos, siguen todavía y para felicidad de ellos y los suyos… Otros, ya se jubilaron… Y viven para sus hijos, pero más para los nietos… Y en caso de no tener nietos, entonces, estarían pensando en hablar con sus hijos con claridad con una advertencia: o les dan un nieto o les da un hermano, pues el caso es tener un niño llorando en casa o cargando en los brazos…

ROMPEOLAS: En la lista de los dinosaurios de la política como se les llamaba en el siglo pasado figuran, entre otros, Ranulfo Márquez, Antonio Benítez Lucho, Felipe Amadeo Flores Espinoza, Miguel Angel Yunes Linares, Gonzalo Morgado Huesca, Gloria Sánchez, Manuel Huerta, Amado Cruz Malpica, Joaquín Guzmán Avilés, Juan Vergel, Ceferino Tejeda Uscanga, Héctor Yunes Landa, Elías Miguel Moreno Brizuela y Enrique Romero Aquino… El gurú de todos ellos, Fidel Herrera Beltrán, retirado por enfermedad, pero palpitando su corazón sobre la vida pública…

ASTILLEROS: Winston Spencer Churchill lo dice así en su libro de Biografías políticas… “Sobrevivieron al encono de las contiendas políticas”… Ellos, héroes de mil batallas… Fueron un puente y en el abismo de varias generaciones, quizá desde Fernando López Arias y Rafael Hernández Ochoa, el par de ex gobernadores que más, mucho más oportunidades dieron a los jóvenes de su tiempo… Algunos, con vientos favorables, como por ejemplo, Dante Delgado Rannauro, Fidel Herrera y Yunes Linares, el trío de jefes del Poder Ejecutivo que alcanzaran la silla embrujada a diferencia de tantos otros que nunca llegaron…

ESCOLLERAS: Nunca ellos se detuvieron en el sueño de un nuevo sistema político, sino por el contrario, se acomodaron en cada sexenio y trascendieron su tiempo… Bueno, hubo una excepción… Dante Delgado, quien formó su partido político (Convergencia primero y ahora llamado Movimiento Ciudadano) y por lo pronto, ya ganó una gubernatura (en Jalisco) y senadurías (una de ellas, Dante) y diputaciones federales… Semanas anteriores, anunció en la ciudad de Veracruz que jugaría a las grandes ligas aquí, en Veracruz, para recuperar, digamos, el tiempo perdido o el tiempo lejano…

PLAZOLETA: Fueron ellos una luz (luz efímera en algunos casos) sobre la vida pública… Pero buena o mala, dejaron un testimonio de su paso por la política, aun cuando muchos siguen empujando la carreta en un largo y extenso camino lleno de espinas y de cardos… Y ahí se mantienen, soñando como el flechador de dar un toquecito a la luna, conscientes de que nunca llegarán, pero al mismo tiempo, seguros de que llegarán más lejos que todos… Gonzalo Morgado, por ejemplo, líder priista y diputado local a los 24 años de edad, con su nuevo partido político, Podemos, en trámite ante el OPLE…

PALMERAS: Todos vieron pasar los huracanes políticos y sociales y sobrevivieron… Por ejemplo, pasaron del tiempo del PRI como partido único, hegemónico y dominante al PAN, la derecha, y ahora, a MORENA, la izquierda… Les tocó la guerra sucia y la feroz persecución del gobierno a los disidentes y quizá, en unos casos, hasta fueron actores… Lo malo, como dice el priista Adolfo Mota, es que en el camino se pelearon “y nos quedaron a deber la presidencia de la república” como fue el gran modelo de Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines, pero también de Guadalupe Victoria y Antonio López de Santa Anna… Ellos son la historia viviente…

Comentarios

Comentarios

Continue Reading

Populares