Conéctate con nosotros

Publicado

el

Citlalli Cid/El Piñero

Oaxaca, Oaxaca., julio de 2019 – La máxima fiesta del pueblo oaxaqueño, es la Guelaguetza, palabra que tiene su origen en la lengua zapoteca “Guendalizaa” y que significa “cooperar”; dicha festividad, se realiza los dos lunes últimos del mes de julio y es una tradición que data, de 1932, fecha en que se trabajaba para superar la tragedia registrada el 14 de enero de 1931.

Un terremoto con epicentro en Loxicha, en la Sierra Sur de Oaxaca, con magnitud 7.8 grados en la escala de Richter y una duración de tres minutos y diez segundos, sacudió el territorio oaxaqueño, dejándolo sumido en la tristeza, hambruna, cólera y miseria; hasta el día de hoy, no se tiene registro exacto de las víctimas, pero sobrevivientes afirmaban, que era un número aproximado de 10 mil personas las fallecidas.

Ante tal panorama, un año después, cuando la ciudad de Oaxaca cumplió su cuarto centenario de haber sido elevada a esa categoría (ciudad), por orden del Rey Carlos V de Alemania y I de España, y como parte de los cultos populares en el marco de la festividad en honor a la Virgen del Carmen (16 de Julio), para superar la tragedia, surgieron así los Lunes del Cerro: La Guelaguetza.

El lugar donde se celebra dicho festejo, es el Cerro del Fortín, también conocido como la Rotonda de las Azucenas, en lo que ahora es el Auditorio Guelaguetza, ubicado al noroeste de la ciudad, en inmediaciones de la Carretera Federal 190; lugar considerado, el punto más elevado y simbólico de Oaxaca de Juárez, desde donde se ve todo el valle.

Los anfitriones de la máxima fiesta, son integrantes de las delegaciones provenientes de las ocho regiones que conforman el estado: Valles Centrales, Mixteca, Sierra Sur, Sierra Norte, Papaloapan, Istmo, Cañada y Costa, dando demostraciones de sus bailes originales, su música y gastronomía.

El primer festejo, se realizó del 23 de abril al 5 de mayo de 1932, y fue el día lunes 25 de abril, a las 9 de la mañana, cuando se desarrolló el “Homenaje Racial” (hoy Guelaguetza), en la falda del Cerro del Fortín, donde una rotonda fue el escenario y entre cientos de habitantes que acudieron a disfrutar de los bailables, comida y la convivencia, se destacó la presencia de la clase política de aquel entonces.

El homenaje comenzó con la presentación de la señorita Mixe y su delegación (Sierra Norte), para continuar con la señorita Sierra Juárez, Costa, Cañada, Valles Centrales, Mixteca e Istmo. Y finalizó cerca de la una de la tarde, con un desfile que terminó, en el edificio que hoy alberga a la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

En noviembre de 1933, con motivo del Primer Congreso Mexicano de Historia, que tuvo la presencia del presidente de la República, Abelardo L. Rodríguez, se volvió a presentar el Homenaje Racial; en 1941 se repitió la presentación durante la Primera Feria Indígena y fue hasta 1953 cuando se institucionaliza lo que hoy conocemos como Guelaguetza, de acuerdo a lo escrito por el cronista de la ciudad, ya fallecido, Everardo Ramírez Bohórquez.

Para 1969, el gobernador del estado en turno, Víctor Bravo Ahuja, originario de la ciudad de Tuxtepec, planeó la construcción de un foro para conmemorar la festividad, el cual fue inaugurado el 3 de noviembre de 1974, durante la gestión del gobernador Fernando Gómez Sandoval, quedando formalmente nombrado como Auditorio Guelaguetza.

La fiesta de los Lunes del Cerro, inicialmente duraba medio día, y era un espectáculo disfrutado en su mayoría por familias locales, que durante la presentación de bailables comían, convivían y disfrutaban de la riqueza cultural del estado, soportando las inclemencias del sol o el frío de las lluvias de julio.

Durante el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz, se instauró una segunda función por la tarde de cada lunes, quedando así, dos representaciones por día. En esa misma administración se instaló un techado y realizaron otras obras al Auditorio Guelaguetza, lo que provocó la inconformidad de la ciudadanía y fue uno de los motivos que agudizaron el conflicto político con la llamada Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

Durante el gobierno de Gabino Cue Monteagudo, luego de que el techado se fue cayendo, por la mala calidad, se retomó la obra y consolidó la velaría y las gradas de cemento fueron cambiadas por asientos numerados (11 mil), a pesar de la inconformidad de la ciudadanía que pedía que se quitara el techo del auditorio para que conservara su diseño original arquitectónico de ser un foro a cielo abierto.

EL NEGOCIO DE LA MÁXIMA FIESTA OAXAQUEÑA

La atracción de la Guelaguetza y sus eventos culturales, gastronómicos y artísticos, en el marco de cada Lunes del Cerro, fue atrayendo a turistas nacionales y extranjeros cada año en mayor número, con ello, se comenzó la búsqueda de auto financiamiento de dicha fiesta y lo que había iniciado para unir a la sociedad oaxaqueña, comenzó a excluir a propios, al implementarse la venta de boletos que van desde los 500 pesos hasta los mil trescientos.

La mina de oro del mes de julio se había destapado, y fue hasta el 2016 que el ingreso a los palcos C y D, fue gratuito. En el año 2017, el cobro de dichos espacios comenzó a generar ingresos a las arcas del DIF estatal informando que lo recabado sería utilizado para obras de caridad.

Para el año 2018, la venta del palco C, fue justificada así por el gobernador del Estado Alejandro Murat Hinojosa: “Quiero anunciarlo, en las ocho regiones del estado, vamos a hacer parques, se va a publicar lo que se haya recaudado para que todos puedan saber a dónde se va el recurso, para que haya absoluta transparencia”.

Y manteniendo el discurso de una fiesta de unidad entre los pueblos oaxaqueños, la Guelaguetza genera ganancias millonarias a solo los grandes sectores: hotelería, restaurantes y artesanías, estas últimas, muchas veces, adquiridas en comercios establecidos ligados a los mismos hoteles que generan nulas ganancias a los artesanos locales.

Tan solo el año pasado, cifras declaradas por la Secretaría de Turismo, señalaban una ocupación hotelera del 91 por ciento y una derrama económica de 815 millones de pesos de los que 351, corresponden al turismo de la capital oaxaqueña.

La fiesta máxima de los oaxaqueños, sigue siendo mutada por las autoridades, quienes en la búsqueda de lograr mayor ganancia, sigue perdiendo la cercanía con el pueblo originario. Ahora, se pretende llevar a la máxima fiesta a ser una presentación de tres lunes del Cerro.

En caso de que el Congreso del Estado avale la realización de una tercera Guelaguetza, la fiesta originaria de unidad, habrá muerto por la deformación, comercialización y espectáculo económico y político, en el que lo han convertido las autoridades a través de los años.

Dicha aprobación, no regresará a los oaxaqueños ni parte de sus raíces ni permitirá el reencuentro de sus comunidades, como bien lo señalaba José María Bradomín en su escrito Reminiscencias, en el que se duele, del acelerado proceso en el que se han ido perdiendo hasta las más leves manifestaciones de todo aquello que formaba algo, así como la esencia de nuestro ser.

TINTES POLÍTICOS: ESTANDARTE DE EXCLUSIÓN DE DELEGACIONES EN GUELAGUETZA 2019

Ochenta y tres delegaciones de las 8 regiones del Estado, buscaron participar este año en los Lunes del Cerro, sin embargo, once de ellas decidieron no continuar en el proceso de selección, por causas desconocidas.

Luego del proceso de selección que duró tres meses, se informó que fueron excluidas siete delegaciones por parte del Comité de Autenticidad.

Una de ellas: San Melchor Betaza, se rige bajo el sistema de usos y costumbres, las otras delegaciones, están representadas en su totalidad, por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Ante tales exclusiones, el secretario de Turismo, Juan Carlos Rivera Castellanos, señaló en entrevista a diversos medios, que en esta edición 87 de la Guelaguetza, el auditorio tiene una capacidad máxima, y no se pueden presentar a más de 13 o 14 delegaciones, porque serían funciones de más de 4 horas que se harían muy largas.

Contra este personaje: Onésimo Santiago Vásquez, presidente de San Melchor Betaza, acusó que la negativa a la participación de su delegación, tiene más bien un sentido racista.

En un comunicado a prensa, Onésimo Santiago condenó así, dicha decisión: “estos personajes ¿Habrán caminado en alguna ocasión los valles y montañas de nuestro estado para saber el significado de las ceremonias sagradas de nuestros pueblos? Y qué decir del comitecito de autenticidad, que con sus manitas sedosas y perfumadas llegan a nuestras comunidades levantando polvo en lujosas camionetas, según a calificar las tradiciones y cultura de nuestros milenarios pueblos, ¿quién los autentifica a ellos”, reprochó.

Y en ese mismo documento, la autoridad de Betaza, les recordó que su delegación había participado de manera ininterrumpida en los Lunes del Cerro desde la primera edición de la Guelaguetza.

Por otra parte, el presidente de Santa Catarina Juquila, Francisco Zárate Pacheco, señaló que el comité de autenticidad muestra poco interés en su labor.

Por parte del Gobierno del Estado no ha existido seriedad a los problemas de cada municipio, señaló, pues se les excluyó con la excusa de que la zona se encontraba en conflicto, cuando es el mismo gobernador, quien no actúa, dijo.

“Juquila está muy dolido con esa decisión, pero no necesitamos que nos quieran contemplar, aceptamos las preferencias de su equipo de trabajo, que no tienen cercanía con la gente”; puntualizó en entrevista Zárate Pacheco.

Otro territorio morenista excluido, fue Tlacolula de Matamoros, donde se culpó al director de Cultura de dicho municipio, Francisco García Sosa, de haber fallado en la presentación de su delegación.

Y es que algunos requisitos que pedían en la convocatoria de este año, señalaba la restricción de participación a menores de edad, personas sin arraigo comunitario y la intervención de un porcentaje de bailarines, mayores de 40 años.

El presidente municipal de San Antonino Castillo Velasco: Esteban Abel Sánchez Campos, representado por el partido morena, también recriminó la exclusión de su delegación en esta máxima fiesta del pueblo.

Frente a la puerta de Palacio de Gobierno, lamentó que en la actualidad se desvirtúe la cultura de su tierra natal, reduciéndola a un proceso de mercantilismo y puntualizó: “Alzamos nuestra voz gritando que nuestra cultura no se vende al mejor postor, se vive en los pueblos originarios”.
Por segunda ocasión quedó excluida la delegación de Juchitán, gobernador por el morenista Emilio Montero Pérez, y hasta ahora se ignoran las causas de dicha decisión.

Otra delegación tradicional y representativa que fue excluida, es Santo Domingo Tehuantepec, actualmente liderado por una mujer emanada también, del Partido Movimiento de Regeneración
Nacional: Vilma Martínez Cortés, quien afirmó no se realizarán movilizaciones ante tal decisión, toda vez que la historia de su pueblo, no se remite nada más a una presentación dancística.

Salina Cruz y Villa de Tututepec con autoridades, también, del Partido Morena, también quedaron fuera de las cuatro presentaciones de los Lunes del Cerro.

AUMENTAN GUELAGUETZAS POPULARES

Con la exclusión de varias delegaciones en la Guelaguetza 2019, la presentación de dicha fiesta en otros lugares va en aumento.
Desde el inicio de la llamada Guelaguetza Popular que iniciaron maestros de la Sección XXII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (Snte) en el año 2006, luego del conflicto político con el entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz, han ido en aumento nuevas presentaciones alternativas de la Gueleguetza, por lo que para este año se prevén al menos nueve.

En estos nuevos espacios, de acceso libre a los oaxaqueños, se busca retomar parte de las raíces de este espectáculo que los proyectos mercantilistas le han arrebatado a la fiesta popular.

San Antonino Castillo Velasco, realizará este año la presentación de su Guelaguetza, como un acto en respuesta a su exclusión de la fiesta oficial e incluirá a las demás delegaciones que no fueron tomadas en cuenta, por pare del Comité de Autenticidad.

La fiesta de San Antonino, al igual que la Guelaguetza oficial se realizará este año, en dos ocasiones: el 22 y 29 de julio, espera a propios y extraños.
Como ya es costumbre, en la Villa de Zaachila se volverá a representar la Guelaguetza y en esta ocasión será el 29 de julio.

Otro poblado de Valles Centrales que también ofrecerá el espectáculo de la Guelaguetza es Magdalena Teitipac, ubicado a 40 minutos de la ciudad de Oaxaca capital.

La multiplicación de Guelaguetzas en diversos municipios de Oaxaca, enmarca la búsqueda de un retorno de lo propio a los oaxaqueños que muchas veces y en diversos eventos propios, ciudadanos locales, quedan rezagados por la imposibilidad de adquirir boletos, volviendo a la Guelaguetza, un evento elitista.

Cuilapan de Guerrero, realizará en una sola exhibición su máxima fiesta, la cual tendrá lugar en el emblemático ex convento de dicho lugar, el 25 de Julio a partir de las 4 de la tarde.

Otra Guelaguetza que incluyó a las delegaciones que no fueron aprobadas por el Comité de Autenticidad, es la que se realizará en el municipio de Santa Lucía del Camino; lugar gobernado por el morenista Dante Montaño Montero y quien señaló en la presentación de la misma que “en la Guelaguetza se trata de poder compartir, hermanar, y mostrar parte de nuestra cultura a quienes nos vienen a visitar”. Dicha Guelaguetza se llevará a cabo el día 22 de julio, en la unidad deportiva de Santa María Ixcotel.

Sumando a esa diversidad de escenarios, se registra otra Guelaguetza alternativa, a realizarse en Santa María Atzompa, el día 28 de julio, donde se contempla la participación de delegaciones de pueblos de las ocho regiones del estado.

Autoridades de Mitla, anunciaron la realización de un desfile de delegaciones el 21 de julio a la entrada de su comunidad, para en punto del medio día, realizar su Guelaguetza, en su mercado local.


GUELAGUETZA POPULAR DEL MAGISTERIO EN SU XIV EDICIÓN

¡Del pueblo y para el pueblo! es el lema de la décima cuarta Guelaguetza Popular y Magisterial, la cual se realizará del 20 al 22 de julio y remarca, ¡Nuestra cultura no se vende, no es mercancía!.

También se organizará, por cuarta ocasión, la Guelguetza alternativa en Asunción Nochixtlán, municipio de la Mixteca oaxaqueña, que fue escenario de represión por parte de la Policía Federal Preventiva en el mes de junio de 2016.

Por medio de un comunicado de prensa, la Sección 22 del SNTE, rememora, que en el año 2006, “tras recibir la dura represión del Carnicero de Antequera Ulises Ruiz Ortiz, el Pueblo de Oaxaca decidió iniciar de manera organizada una lucha cultural alternativa ante la venta de nuestras tradiciones y cultura como mercancía al extranjero para obtener ganancias para unos cuantos”.

Esta fiesta popular también es organizada por el magisterio oaxaqueño para protestar por el saqueo del territorio oaxaqueño, “minas, recursos naturales y vestimenta tradicional”.

La llamada Guelaguetza magisterial se llevará a cabo a partir de las siete de la mañana del lunes 22 de julio a partir de las siete de la mañana en el estadio del Instituto Tecnológico de la ciudad de Oaxaca.

Foto. emerit_tapia

Comentarios

Comentarios

Continuar leyendo

ESPECIALES

La breve historia de Beto, Pablo y Lalo, los niños “clavadistas saca monedas” del Río Papaloapan en Tuxtepec

Publicado

el

• Todos los días arriesgan sus vidas por unos pesos, que les arroja la gente desde el malecón Paso Real”.

Carlos Abad/El Piñero

¿Y qué políticas públicas implementa el Gobierno Municipal de Tuxtepec para sacar a los niños de la pobreza extrema en que se encuentran?. Tal vez el presidente municipal Fernando Bautista Dávila no sepa que tres infantes arriesgan sus vidas en el Río Papaloapan por unas cuantas monedas para ganarse la vida, y eso que dice conocer a toda su gente; por eso hoy te mostramos la historia de Beto, Pablo y Eduardo, todos de 11 años de edad, los niños “clavadistas” o “saca monedas” del malecón Paso Real.

Los tres amigos se conocieron en un equipo de fútbol de la colonia “el sureste primera etapa”, una de las más marginadas del municipio de Tuxtepec, todos los días viajan algunos kilómetros desde su casa para llegar al Río Papalopan, aguas que se han convertido en su centro de trabajo y sustento para sus respectivas familias.

De 9 de la mañana a 4 de la tarde, con ganancias de aproximadamente 40 pesos cada uno, que las utilizan para comer, comprar dulces y apoyar a sus papás, porque esas monedas que sacan del agua no les alcanzan para comprar juguetes.

Pablo, por ejemplo, es el más “llevadero”, el que tiene mayor facilidad para convencer a la gente que les tire monedas desde las escaleras o desde lo alto del malecón (…) su mayor pasatiempo es nadar, ya que su familia no tiene dinero ni para comprarle una televisión y ver caricaturas como él mismo lo cuenta:
-¿Qué tiempo llevas viniendo al Río Papaloapan
-3 meses
¿Cuánto sacas al día?
-50 pesos

  • ¿Desde qué edad sabes nadar?
    -desde los 9
  • ¿No te da miedo por la corriente?
    -No
  • ¿Tienes miedo a que te pase algo?
    -No
    -¿Juegas fútbol o prácticas alguna otra actividad?
  • A veces vamos al campo allá por el tec”
    -¿Tienes juguetes en tu casa?
    -un avión y un carro
    -¿Qué caricaturas te gustan más?
  • No tengo tele, no veo caricaturas.

Mientras tanto Beto dice que se lleva a su hogar de 20 a 40 pesos por todos los clavados que se echa en las siete horas que pasa nadando }
-¿Cuánto te llevas al día?
-20, 30 o 40.

En el caso de Eduardo, él dice que le encanta que la gente le tire monedas para que él las pueda sacar del fondo del Río Papaloapan.
¿De cuánto te tiran?
-A veces de 10 o 5
-¿No tienes miedo a que te pase algo malo por la corriente?
-No
-¿Desde cuándo sabes nadar?
-Desde hace un año”.

Para ellos, es mayor la necesidad de obtener monedas, que el hecho de saber que se avientan clavados a unos metros de una de las salidas del drenaje del centro de Tuxtepec en el contaminado Río Papaloapan; entre cada clavado juegan y hacen bromas, mientras unos piden monedas, otros se echan clavados y después cambian posiciones, ya que solo hay un visor disponible, mismo que les prestan los trabajadores de la lancha.

Pese al desagradable escenario que exhibe el Río Papaloapan, estos tres niños se han convertido en la nueva atracción del “malecón paso real”, pues desde las alturas a diario se acercan decenas de personas para arrojarles monedas.

Y al entrevistar a la concurrencia, esto es lo que manifiesta:
-¿Cómo ve a estos niños como en el malecón de Veracruz?
-Pues la verdad yo creo que tienen que ganarse la vida de una u otra manera, pero es un riesgo que hacen ellos para quererse ganar unas monedas para llevar a su casa.

  • ¿Se imaginaba ver esto en el Río Papaloapan?
    -No y mucho menos en el Río Papaloapan que debemos de cuidarlo, porque está algo contaminado.

Pablito, Lalo y Beto sueñan con conocer el mar, y su sueño será cumplido en unos días por Hugolino Bautista, dueño de la embarcación “Claudia Ofelia”, quien les comentó que en el puerto de Veracruz hay personas que se avientan desde el malecón también por unas monedas, así que ellos desean aventarse al agua salada y saber que se siente nadar entre olas.

Seguramente al ver este video, no faltará el político que se dice “ del lado de la gente”, el mismo que se reeligió “Tres años más” y que buscará ganarse unos likes tomándose la foto con “los niños clavadistas saca monedas del Río Papaloapan”.

Comentarios

Comentarios

Continuar leyendo

General

Aleida Ruíz, la joven Oaxaqueña que a través del ballet ayuda a reclusas y sus hijos, también a niños con cáncer

Publicado

el

• Fue ganadora del premio estatal de la juventud en 2017.

Carlos Abad/El Piñero

Apenas a sus 14 años de edad, Aleida Ruíz Sosa se ha ganado el cariño y la admiración, no sólo de los Oaxaqueños, ni del resto del país, también a nivel internacional, porque a través de la práctica del ballet clásico desarrolló talleres enfocados a las mujeres reclusas y sus hijos en el penal de Tanivet, y otros enfocados a los niños con cáncer.

Además Aleida realiza una colección de cuentos llamada “arcoiris”, dónde expone temas relacionados con la violencia contra las mujeres, máxime que Oaxaca es uno de los estados, que cuenta con varios municipios con alerta de género.

Por si fuera poco ella busca emprender un taller a futuro, el cual rompa con el tabú que tienen algunos niños para no practicar ballet.

Aleida Ruíz Sosa tiene en su currículum:

• Ganadora del Premio Estatal de la Juventud 2017 en Oaxaca.

• Galardón de Oro al Mérito Cultural “José Vasconcelos 2018”.

  • Reconocimiento por parte de la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos del Estado de Oaxaca en 2019.

• Aceptada por varios programas dos años consecutivos 2015 y 2016 como: NYC, Youth Ballet Intensive, Joffrey Miami, Joffrey South Jazz Intensive, entre otros.

• Aceptada en el programa de Verano 14+ 2017 y 2018 en el Bolshoi en Moscú, Rusia.

• Beca de 100% para el Conservatorio de Danza Profesional 2019 en Madrid, España.

Comentarios

Comentarios

Continuar leyendo

ESPECIALES

Conoce a los abuelitos que dos candidatos de Tuxtepec les prometieron construir una casa; los engañaron

Publicado

el

• La casa de Don Hilario y Doña Bertha, es de láminas y cimientos de madera podridas.

Carlos Abad| El Piñero

Tuxtepec, Oaxaca.- Hace cuatro años, una pareja de la tercera fue visitada por Fernando Bautista Dávila,  entonces candidato del Partido del Trabajo (PT) a la presidencia municipal de Tuxtepec, quien le regaló una gorra con las siglas del partido y un calendario con su rostro sonriente.Y aquella ocasión, le prometió que de ser presidente la vida del señor de 85 años cambiaría al instante, pues tendría una vivienda digna en la calle “Agustín Melgar” de la Colonia “El Mirador”.

Hoy en día con ese mismo almanaque, Don Hilario Medina Blanco cuenta los días para que por fin lleguen a su hogar las láminas, el piso y el techo firme, que impidan que la lluvia, el sol, el ruido y hasta el frío entren por su vivienda que él mismo construyó hace 30 años y que apenas se puede sostener, misma que está a punto de caerse con el próximo viento fuerte que azote a su puerta, pues todas sus láminas están podridas.

En pleno 2020 con un Gobierno Municipal #DelLadoDeLaGente, la casa de Don Hilario no tiene ventanas, en su interior apenas se puede caminar dentro de ella, pues hay que agacharse para ir de la cocina a la sala, no hay paredes de concreto y por si fuera poco el piso es de tierra, en pocas palabras es indigna para dos “abuelitos” que están en la recta final de sus vidas.

Don Hilario señala que cuando Fernando Bautista Dávila anunció la puesta en marcha del Instituto Municipal de Vivienda y puso a Marcos Bravo como su director, de inmediato acudió para recordarle al ex candidato a la diputación local, que él también pasó a su casa a pedir su voto de confianza y le prometió construir una vivienda.

“Que nos iba a echar la ayuda con las cosas de la lámina, pero no ha habido nada, a ese Marcos yo lo he ido a ver y no más me dicen ¡voy a mandar a la gente! Y nunca nadie llega, nada más prometen, pero no cumplen” dijo don Hilario.

Agregó “mi casa es de lámina ya jodida, podrida y por eso pido, como la voy a tener sino tengo dinero, no tengo nada, soy pobrecito, nosotros somos 300 gentes en el mirador y todos votamos por él, cuando él agarró el puesto en Tuxtepec, Dávila, quiero que me cumplas con lo que me prometiste, arreglar mi casa, láminas, montenes y no me han dado nada”.

Ella es Bertha Hernández Guzmán, tiene 72 años y desde hace 30 años vive con Don Hilario, la señora contempla que el edil pasará nuevamente a su casa a pedir su anuencia, ahora para ser diputado federal y es probable que les haga las mismas promesas que no ha cumplido en los últimos cuatro años “Presidente Dávila, usted me prometió hacer la casa”.

Doña Bertha y Don Hilario viven en pobreza extrema y con un alto rezago social, y son apoyados únicamente con la pensión para el bienestar de los adultos mayores que el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador les otorga a quienes tienen 65 años o más, “pues Obrador es el que nos ayuda con la pensión, no más él nos ayuda”.

Comentarios

Comentarios

Continuar leyendo

Populares