Connect with us

¡Triunfó el amor, Fany perdonó a Diego!; El mariachi, un ramo de flores y ponerse de rodillas en señal de arrepentimiento, fué suficiente para reconciliarse

Emmanuel Palacios

•”Le he fallado, merezco ser disculpado por un error que cometí, la amo, siento que la estoy regando, Fany te amo, discúlpame y quiero que me perdones por haberte faltado”, exclamó el popular “Diego bombón”.

Carlos Abad/El Piñero

El reloj marcaba la 1 de la madrugada del domingo 22 de enero, y el mariachi llegó a la colonia “ingenio Adolfo López Mateos”, una de las más populares del municipio de Tuxtepec, Oaxaca; entonces Diego Saúl Martínez Jiménez corrió nervioso a la camioneta para sacar un ramo de flores “no se que es lo que vaya a pasar, pero aquí estamos, apoyen banda, ojalá me perdone” dijo el romántico obrero de la fábrica de caña de azúcar.

Minutos antes, “Diego bombón” cómo también es conocido, concedió una entrevista al Piñero periodismo y debate, dónde muy nervioso confesó su grave error “soy sincero, le he fallado, y hoy en día le voy a pedir perdón, porque creo que merecemos ser disculpados por un error que cometí, la amo, amo a mis hijos, y hoy en día siento que la estoy regando, pero por eso estoy haciendo esto porque amo a mi esposa, Fany te amo la verdad, te amo como no tienes idea y discúlpame, quiero que me perdones por haberte faltado”.

El mariachi se arrancó con “la venía bendita” del “Buki” Marco Antonio Solis, mientras Diego caminó firme en tenis, bermuda y playera hasta llegar debajo de la ventana donde unas amigas entretenían a Stefany Gabriela Crisóstomo Quintero, quién no sabía absolutamente nada de lo que pasaba afuera en la calle, y es que ella se desahogaba con sus allegadas y les contaba el desencuentro que parecía poner fin a 16 años de matrimonio, dónde ambos procrearon a 3 hijos.

Apenas unos segundos después de iniciar la primera canción, Fany se asomó por la ventana y dibujó una sonrisa en su rostro, “a la persona que amen, respetenla todo el tiempo” sostuvo Diego a punto del llanto, al tiempo que él le pidió bajar y ella cedió.

Ya de frente, ella se limpió las lágrimas e instantes después se unió en un abrazo junto a su amado Diego, fué ahí cuando acabó la primera canción y el mariachi celebró con “una Diana” el reencuentro y la reconciliación, pues una vez más cupido hizo triunfar el amor.

“El color de tus ojos” de la banda MS, fue la pauta de una gran reconciliación “banda, me perdonó, luchen por lo que aman”, a lo que Fany respondió “no me lo esperaba” y él galán de la “Adolfo López Mateos” remató al final de la segunda canción con la frase “nunca dejen ir lo que quieren y lo que aman, sobre todo una familia”.

Fué ahí cuando Diego debía cumplir el protocolo de todos los que piden perdón y sin avergonzarse, delante de sus amigos y también de las allegadas a Fany, puso la rodilla derecha en el suelo e hincado le pidió perdón a los cuatro vientos “si me vas a perdonar, perdóname bien, sino no me perdones” puntualizó Diego, a lo que ella respondió “si te perdono mi amor”, luego se dieron un beso y él dió la vuelta para gritarle a sus amigos ¡Ya me perdonó ehhhh! Y todos en coro, hombres y mujeres gritaron ¡Bravooooo!, Acto que hizo soltar más lágrimas a Fany, y el mariachi remató con la petición de ¡Beso, beso, beso! Que aceptó “la acaramelada pareja” dándose un enorme beso en la boca.

Mientras iniciaba la tercera canción “sabor a mí” Diego volvió a pedir la palabra del “Piñero periodismo y debate” para exclamar “gracias amigos, luchen por lo que quieren, luchen por lo que aman, luchen por la familia, no se dejen llevar, no sé enamoren a lo pendejo, el amor de su vida es su esposa y sus hijos, luchen por eso, un saludo a todos”, y remató con un beso en la frente para su amada Fany, “amo a mi esposa y la voy a seguir amando toda la vida”.

Justo después de esas palabras sacramentales, Diego “le echó humildad” y se hincó por segunda vez, pero ahora lo hizo con las manos apuntando al cielo en señal de arrepentimiento y una vez más Fanny lo levantó, cómo lo ha hecho a lo largo de esta vida, para cumplir con las palabras sacramentales “hasta que la muerte los separe”.

Esta reconciliación e historia de amor cerró la noche con el propio “Diego bombón” cantándole “la venía bendita” a su amada Fany, quién lo acompañó en el coro, ambos muy felices, y ya para finalizar y estando abrazados, Diego se despidió “la amo y siempre la voy a amar toda mi vida”.

Comentarios

Comentarios

Comentarios

Entradas Relacionadas